Legarreta y Asociados, S.C. - Propiedad Industrial

Litigio - Área Jurídico Contenciosa


La protección a los derechos de exclusividad contemplados en la Ley de la Propiedad Industrial, es una de las principales funciones de la materia, la cual pretende lograr que esta protección sea eficaz, logrando así el reconocimiento por parte de los consumidores a determinados productos o servicios en conexión con sus respectivos titulares.

Es por ello, que la Ley de la Propiedad Industrial establece cuatro procedimientos de declaración administrativa que podrán ser iniciados de oficio o a petición de parte y que pretenden prevenir aquellos actos que atenten contra la propiedad industrial o que constituyan competencia desleal relacionada con la materia, así como establecer las sanciones y penas respecto de dichas conductas, tales procedimientos son los siguientes:


Solicitud de Declaración Administrativa de Nulidad

Solicitud de Declaración Administrativa de Caducidad

Solicitud de Declaración Administrativa de Cancelación

Solicitud de Declaración Administrativa de Infracción


Estos procedimientos administrativos, son ventilados ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial y son seguidos a manera de juicio, por lo tanto, las partes en ocasiones pudiesen no estar de acuerdo con las resoluciones emitidas por dicho Instituto.

Ante dichas resoluciones, cabe el Juicio de Nulidad, interpuesto ante la Sala Especializada en Materia de Propiedad Intelectual del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, un Tribunal con plena jurisdicción y plenas facultades para emitir una sentencia, que declare la validez o que declare la nulidad de una resolución emitida por el IMPI, y que puede obligar a restablecer y hacer efectivos ciertos derechos.

Como última instancia, tenemos al Juicio de Amparo, substanciado ante un Tribunal Colegiado en Materia Administrativa, estos casos el asunto es ventilado a luz de la Constitución.



Disputas en Materia de Nombres de Dominio:

Es un procedimiento llevado de manera electrónica ante la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, es instaurado en contra del titular de un Nombre de Dominio cuando se actualizan los siguientes supuestos:

1.- El nombre de dominio es idéntico o similar en grado de confusión a una marca Registrada de la cual el promovente es titular; y

2.- El titular no tiene derechos legítimos con respecto a ese nombre de dominio; y

3.- El Nombre de Dominio ha sido registrado y está siendo utilizado de mala fe.